No faltaba más

No faltaba más
Ros
Editorial Lumen
México, 2018
pp. 173


Álvaro Fernández, Ros, publica desde hace tres años todos los días en El País un cartón dibujado por él. Es el diario más importante de habla hispana. De los últimos 3,000 ha elegido 173, los que piensa son los mejores, para integrar este libro.

Sus dibujos-textos, sus cartones, plasman escenas de la vida de todos los días con agudeza e ironía muy fina. Su ángulo de mirada, siempre con humor, registra situaciones en la que todos nos podemos reflejar.

Son escenas que trascienden culturas y nacionalidades. Hablan de los hombres y las mujeres de hoy. Con frecuencia utiliza imágenes de la época de las cavernas, para hacer referencias a realidades actuales. Así, subraya que a pesar del tiempo seguimos siendo los mismos seres humanos.

Sus cartones no son ajenos a la política, pero a la que hace relación Aristóteles cuando afirma de que todos los seres humanos somos animales políticos. Se refleja en su mirada sobre las actitudes y mirada de sus personajes.

Con el humor y la ironía siempre se toma postura. Ros así lo hace en cada uno de sus cartones. Sus imágenes en muchos casos entrañan también posiciones filosóficas ante la vida y algunas de ellas son francamente metafísicas.

Los cartones están abiertos a la interpretación de quien los ve. Una imagen, que dice más que mil palabras, puede ser traducida de muchas maneras. Los de Ros se prestan a múltiples lecturas.

El trazo de sus dibujos es claro y directo. Su estilo es inconfundible. Cuando uno ve uno de sus cartones se sabe que no puede ser más que de él.

Los de este libro son a colores. Domina el verde, pero también está presente el café, el azul, el gris, el negro y el manejo de los espacios blancos.

Hay cartones que no tienen texto, pero la mayoría se acompañan de frases cortas, a veces de una sola palabra, que subrayan la imagen o la complementan.

Su trabajo es muy distinto, pero es inevitable hacer alguna relación con las caricaturas de Abel Quezada (1920-1991), quien también abordaba la cotidianidad, pero en su caso con una clara y evidente lectura política.

La edición del libro está muy bien cuidada. Se goza tenerlo en las manos. Es arte-objeto. Los dibujos de las guardas son de él.

Álvaro Fernández Ros. En 1962 nace en la Ciudad de México. Estudió diseño gráfico en la Universidad Iberoamericana. Por muchos años trabajó en el diseño y producción de libros y revistas. Ahora se dedica por entero al cartón del humor y la ilustración. Es colaborador de El País. Ha publicado el álbum ilustrado Y tú, ¿que prefieres? (2010) y la publicación de sus cartones Bajar la guardia (2013) y Cual para tal (2016).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s