Césares

Césares
Julio César, Augusto, Tiberio, Calígula, Claudio y Nerón
La primera dinastia de la Roma Imperial  
José Manuel Roldán
Editorial El Ateneo
Buenos Aires, 2015
pp. 483


El autor construye, a la manera que lo puede hacer un historiador, una imagen de la Roma imperial de los siglos I a.C. al I d.C. a partir de la biografía de los integrantes de la primera dinastía romana, la Julio-Claudia, que funda Julio César, al que siguen Augusto, Tiberio, Calígula, Claudio y Nerón, que es el último. En su trabajo, a partir de diversas fuentes de la historia antigua y moderna, da vida a los emperadores de esta dinastía.

Una constante en la construcción de estas biografías es cómo se legitima el poder en la Roma imperial y cómo es que llegan estos personajes, podían haber sido otros, a desempeñar el cargo de emperador. Está también cómo concentran todos los poderes en su persona y la manera de utilizar al Senado en ese propósito. El autor presenta cómo cada uno de estos emperadores ejerce el poder y qué hacen para conservarlo.

En el texto se hace ver la importancia que tiene la familia para los romanos y cómo se deben a ella. Éstas juegan un papel central en la vida de estos emperadores. Hay lazos fuertes y complicados que les posibilitan llegar a donde están. Sin el apoyo de sus familias no les hubiera sido posible. El autor en cada una de las biografías ofrece un recorrido histórico de la infancia a la muerte.

Se adentra en el trayecto de la vida de cada uno de estos personajes. Están presentes los asesinatos, que era algo común en el ejercicio del poder, el papel de las madres, las esposas y las amantes, los excesos y perversiones sexuales, el abuso del poder, el papel de los allegados, la política de destierro y la de inculpar falsamente a los adversarios para aniquilarlos, la manipulación de las masas, la venganza, el odio, las enfermedades y la locura.

Está también su programa de gobierno, el manejo de las finanzas públicas, la guerra, la expansión constante del Imperio, el papel del Ejército y los militares, la política de alianzas, la construcción de las ciudades, las grandes obras de ingeniería, la elaboración de las leyes y los ordenamientos legales, el apoyo a las artes, el papel de la religión y del culto, la relación con el pueblo y la política para elegir a su sucesor.

El autor se propone trascender la leyenda negra que existe sobre esta dinastía y cada uno de los seis emperadores que la integraron. No minimiza sus abusos y excesos, pero trata de ofrecer una visión objetiva, en la medida que esto es posible, para situar a los personajes en su momento y en la realidad de la Roma de aquel entonces. Son vidas complejas, con luces y sombras, y son hijos de su tiempo y cultura.

Roldán, con su investigación y su texto, redescubre la vida pública y privada de los emperadores de la dinastía Julio-Claudio. Y de esos emperadores dice que: “Nunca en la historia de la humanidad ha habido soberanos que hayan dispuesto de un poder tan extenso como el de los césares. Un poder que, paradójicamente, se estableció sobre un pueblo que quinientos años atrás había expulsado y execrado para siempre la monarquía”. La contradicción es evidente y forma parte de esa historia.

El autor en el desarrollo de estas biografías demuestra conocimiento y dominio del período histórico al que hace referencia. Es un especialista reconocido de la historia romana. En la obra hace evidente que maneja muy bien las fuentes antiguas, que incluyen los textos escritos por los mismos emperadores. Hay un trabajo de investigación riguroso. El libro está muy bien escrito. Es una prosa clara y precisa y el estilo invita a interesarse en la lectura.

La obra inicia con una Introducción que da cuenta de la República que agoniza hecho que da pie a la llegada del tiempo de los emperadores y termina con un Epílogo que narra el final de la dinastía Julio-Claudia y la crisis del poder que trae aparejada. Se abre otra etapa de la historia de Roma, que da lugar a nuevos emperadores.

Al final de cada biografía hay un sintético balance de los aspectos positivos y negativos del personaje y de su desempeño como emperador. Se ofrece también una bibliográfica básica, para quien quiera profundizar en el tema. El libro ofrece una cronología precisa de la vida de cada uno de los emperadores e imágenes de esculturas de la época con la representación de cada uno de ellos. Hay también una presentación de las fuentes antiguas comentadas por el autor.

Sobre el autor: 

José Manuel Roldán Hervás (1942). Licenciado en Filología Clásica por la Universidad de Salamanca y doctor por la misma universidad (1968). En 1974 obtuvo la Cátedra de Historia Antigua de la Universidad de Granada; en 1988 de la de Salamanca, y en 1992, de la Universidad Complutense de Madrid, de la que ahora es profesor emérito. Es becario de la Fundación Alexander von Humboldt y miembro de los comités científicos de revistas especializadas.

Su trabajo y obra se ha centrado en la historia de Roma, en especial de las vías romanas en Hispania, el ejército y la historia política y social de Roma y de la península Ibérica en la Antigüedad. Además de treinta monografías y más de cien artículos académicos, publicó Hispania y el ejército romano, Itineraria Hispania, Historia de Roma I: La República romana II: El Imperio romano, El imperialismo romano y Calígula. Ha dirigido la Historia Salamanca de la Antigüedad, en seis volúmenes, y el Diccionario Akal de la Antigüedad hispana.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s