Judit

Judit  
Biblia de América
PPC Editorial
Madrid, 2013 


El libro de Judit (en hebreo judía) fue escrito originalmente en hebreo. Se incluye en la traducción griega de la Septuaginta, pero es considerado por el judaísmo como un texto apócrifo. Es el libro dieciocho del Antiguo Testamento aceptado por las iglesias cristianas ortodoxas y la iglesia católica. Las iglesias protestantes también lo rechazan. Tiene 16 capítulos y los especialistas piensan que se escribió en la época de los macabeos en el siglo II a.C.

Su autor es un judío desconocido y el libro es un relato literario, no histórico, de la liberación de Israel amenazado por un ejército extranjero. Judit es la heroína que salva a su pueblo de la invasión. Ella, una viuda devota y respetuosa de la Ley, seduce y luego decapita a Holofernes, el general asirio.

El texto se divide en dos partes. En la primera (capítulos 1-7) el rey Nabucodonosor, que lo era de Babilonia, pero en el texto aparece como de Asiria, manda al general Holofernes a castigar a las naciones que se han negado unirse a sus ejércitos. El general prepara el ataque contra Israel, pero Ajior, el amonita, le advierte que Dios defiende a los israelitas siempre que se mantiene fiel a sus mandatos. Holofernes no escucha y sitia a éstos en la antigua ciudad de Betulia, cerca de Jerusalén. Sus habitantes se preparan, para la guerra pero saben que están en desventaja.

En la segunda (capítulos 8-16), la hermosa Judit dice a Joaquím, el gran sacerdote, que ella salvará a su pueblo. Se presenta en el campamento de los asirios. La llevan delante de Holofernes. Éste la invita a un banquete en su tienda. Se emborracha y queda dormido. Judit aprovecha el momento y le corta la cabeza y con ella vuelve a su pueblo. Los israelitas salen a perseguir a los invasores que huyen despavoridos. Con Judit celebran la victoria, que es de Dios, y juntos van al templo de Jerusalén para la acción de gracias. Al regreso a Betulia, Judit concede la libertad a su sierva y distribuye su hacienda entre los pobres. Vive hasta los ciento cinco años, admirada por todos.

Los estudiosos del texto plantean que el libro es una novela, con fondo histórico, escrita con fines didácticos de carácter religioso. Los errores históricos que aparecen en el texto son deliberados. El autor quiere centrar la atención solo en el mensaje de fe. Dios va a estar con su pueblo, incluso en los momentos más difíciles, siempre que éste le sea fiel. El texto es una invitación a la unidad de los israelitas y al cumplimiento de la Ley.

El libro tiene una clara función de narración edificante que exalta el patriotismo y la piedad. Algún especialista señala que como el texto fue compuesto en época de los macabeos, su objetivo era impulsar la resistencia de los judíos contra sus invasores con la narración de la historia de una heroína del pasado que vivió similares circunstancias.

El género del libro es lo que los especialistas llaman sapiencial como también los son los libros de Tobías, Ester y Job. Los cuatro forman una unidad. El texto es manifestación de una literatura oriental fresca y atractiva que logra mantener el interés del lector en la historia que cuenta. Es buena literatura y un texto teológico.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s