Ester

Ester  
Biblia de América
PPC Editorial
Madrid, 2013


El libro de Ester (en hebreo arrayán) fue escrito originalmente en hebreo. Forma parte de Ketuvim, la tercera sección del Tanaj, que es la Biblia hebrea. Es el libro diecinueve del Antiguo Testamento aceptado por las iglesias cristianas ortodoxas y la iglesia católica. Las iglesias protestantes aceptan la versión hebrea. Tiene diez capítulos y los especialistas piensan que se escribió entre finales del siglo V a.C. y finales del siglo II a.C.

En un inicio, el texto se atribuyó a Mardoqueo que es uno de los principales protagonistas. Hoy el acuerdo entre los especialistas es que el texto fue escrito por un judío desconocido de la diáspora que vivía en Susa (Persia). De 114 d.C. es la versión griega que añade pasajes a la hebrea.

El autor retoma una tradición popular ambientada en la época persa. Él se propone dar ánimos a los israelitas que viven en la Palestina, pero sobre todo los que residen en otras naciones y sufren persecución. Son tiempos difíciles y hay que mantener viva la esperanza.

La historia es un relato atractivo y bien contado. El rey persa Asuero le pide a la reina Vasti que se presente, para un evento. Ésta se niega y la destituye. Empieza, entonces, la búsqueda de una nueva esposa entre las “jóvenes vírgenes y hermosas”. La seleccionada será la nueva reina. El rey se enamora de Ester cuando la ve por primera vez.

Mardoqueo, padre adoptivo de Ester, se entera que van a matar al rey y avisa a la reina. Ésta trasmite la información y se comprueba que sí hay una conjura. Mardoqueo ingresa al servicio del rey. Amán, el más alto de los funcionarios del reino, promulga un decreto para exterminar a los judíos de todos los dominios del rey Asuero.

La reina hace un banquete para el rey y le pide que invite a Amán. Ahí, ella le dice que éste, a su nombre, ha ordenado el exterminio de los judíos. El rey ordena que lo ahorquen. Y entrega a Mardoqueo los cargos que tenía Amán. Le pide también que a su nombre escriba una carta a los judíos donde les reconoce el derecho a reunirse y defenderse.

Los judíos se organizan y “pasan a cuchillo a todos sus enemigos”. Con autorización del rey cuelgan a los diez hijos de Amán. Después se dedican a celebrar su victoria. “Mardoqueo era, después del rey Asuero, el primero en el reino, el más importante de los judíos y muy estimado por sus muchos compatriotas”.

Ester en la historia es una mujer bondadosa y sencilla y al mismo tiempo de gran fortaleza y decisión. Ella utiliza su posición y su poder para el servicio de su pueblo. Entiende que Dios la ha puesto en la circunstancias que ahora vive, que nunca antes las pensó, para ayudar a su gente. Ella es instrumento de Dios.

El mensaje religioso se centra en la providencia de Dios con su pueblo elegido, Israel. Dios gobierna del universo y sus seguidores pueden estar seguros, si le son fieles, que él siempre estará con ellos. En este caso que un hombre malvado no se podrá nunca imponer a los designios de Dios.

A los estudiosos llama la atención, es un caso único, que en el libro de Ester no hay mención explícita a Dios, la Alianza, el templo, le ley, el sacerdocio, el sábado y Jerusalén. Los añadidos del texto griego resuelven esta ausencia. El género es el sapiencial como en el caso de Judit, Tobías y Job. En el texto se emplea un lenguaje directo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s