La chica que soñaba con un cerillo y un galón de gasolina

La chica que soñaba con un cerillo y un galón de gasolina
Millennium II
Stieg Larsson
Ediciones Destino
México, 2009
pp. 762


Lizbeth Salander ve a Mikael Blomkvist con Erika Berger, su amante, y decide tomar distancia y salir por un tiempo de Suecia. Ella se ha enamorado de Mikael, pero no se siente segura y opta por protegerse del daño que esto le pueda hacer. Se propone, entonces, no contestar a las llamadas y mensajes de Mikael. Él no sabe lo que pasa por ella y no entiende por qué de su desaparición y de su negativa a comunicarse. Lizbeth se refugia en una playa de una isla del Caribe y se dedica al estudio de las matemáticas.

Mikael con el dinero que le pagan por descubrir el paradero de Harriet Vanger, con la que establece una relación, y la publicación del libro sobre la corrupción del empresario del que antes informó equivocadamente vive un momento de gloria. En Milennium todo marcha bien. La revista se ha consolidado no sólo financieramente sino también como una alternativa periodística seria y reconocida. En la revista se trabaja ahora en una historia propuesta por la pareja que forman Dav y Mia Svensson en torno al tráfico de mujeres, algunas niñas, que vienen de los países del Este.

La pareja es asesinada y sin que nada tenga que ver la principal sospechosa se convierte Lizbeth que ha regresado a Suecia. Ella es ahora perseguida y también investigadora de los hechos. Para Mikael resolver el caso se convierte no sólo en un asunto periodístico en el que está inmerso la revista sino también en una acción solidaria con su amiga Lizbeth de la que está seguro es inocente de las acusaciones que se le hacen.

Conocemos ahora la terrible infancia de Lizbeth y los tratados que su padre daba a su madre y a ella y su hermana. Desde muy niña ha vivido en instituciones del Estado diagnosticada como desequilibrada y agresiva después de atacar a su padre, a quien intenta matar, para evitar las continuas agresiones a su madre. La denuncia política en ésta ocasión, siempre en defensa de la democracia constitucional, es la relación corrupta entre funcionarios públicos y empresarios y la manera de funcionar de las instituciones sociales del Estado.

La descripción del personaje de Lizbeth, en la tensión contante de su incapacidad social y su infinita habilidad para sobrevivir a todo, siempre mantiene la atención. Su manejo de la informática la ha permitido hacerse de todo el dinero del empresario corrupto que ahora está en la cárcel. Ella es ahora una millonaria, pero vive con total discreción aunque se ha comprado un departamento que nadie conoce. Hay una descripción precisa y creíble de los múltiples personajes que intervienen en la historia.

***
Título original: Mán som hatar kvinnor (2005). Escrita y publicada en sueco. La primera traducción al español es de 2008. Los traductores son: Martin Lexell y Juan José Ortega Román. De la lectura uno concluye que es muy buen.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s