La sociedad de la transparencia

La sociedad de la transparencia

Byung-Chul Han

Editorial Herder

Barcelona, 2013

Pp 95


Byung-Chul Han, nace en Corea. Al terminar la carrera de ingeniero se traslada a Alemania, para estudiar filosofía en la Universidad de Friburgo y Literatura Alemana y Teología en la Universidad de Múnich. En 1994 se doctora en la primera universidad con una tesis sobre Martin Heidegger. En la actualidad es profesor de Filosofía y Estudios culturales en la Universidad de Berlín.

El tema central del ensayo es una crítica a la transparencia que hoy se exige en todos los campos de la actividad humana. El autor distingue entre la transparencia en el campo de la política y la economía, que son una necesidad en las sociedades democráticas, y la propia de la sociedad abierta, que demanda la exposición y la desnudez, que rompe con el derecho de la intimidad, que conduce a la sociedad de la exposición y la pornografía. El tema lo desarrolla a partir de un análisis sintético de nueve sociedades: la sociedad de la exposición, la sociedad de la evidencia, la sociedad porno, la sociedad de la aceleración, la sociedad íntima, la sociedad de la información, la sociedad de la revelación y la sociedad del control.

En su versión, el afán de transparencia en todos los espacios de la vida conduce necesariamente a que no tenga lugar el misterio, la duda y la intimidad. La apertura de todo se despoja al sujeto de su singularidad, para hacerlo igual a todos. Se pierde la identidad única y personal. La transparencia que se impone atenta contra la esfera de la vida privada que es natural a toda persona.

Para el autor “ningún otro lema domina hoy tanto el discurso público como la transparencia”, que es ciega y por lo mismo no cuestiona el sistema ni se pregunta por la posibilidad de nuevas alternativas. De la transparencia nace la sociedad de la exposición, en la que si no estás expuesto, no existes. Esta exposición elimina el valor de culto de las cosas, reduciéndolas a mercancía. Reduce la existencia a algo insignificante. Nunca se pregunta más allá de lo expuesto y no invita a la reflexión.

La transparencia conduce necesariamente a la sociedad de la pornografía, al desnudamiento total. Se elimina la fantasía, la imaginación, y por lo mismo también el verdadero placer. En la sociedad pornográfica el mundo se convierte en “un mercado en el que se exponen, venden y consumen intimidades”. La sociedad del exceso de información, en la que estamos inmersos, facilita el control y la vigilancia digital de todos los integrantes de la comunidad. En internet el control es invisible y omnipotente.

El autor recurre en su reflexión a los clásicos, antiguos y modernos, de la filosofía y psicología: Sartre, Simmel, Freud, Baudrillard, Heidegger, Virgilio, Benjamín, Platón, Agamben, Foucault y Rousseau, entre otros. En la obra evidencia los grandes cambios que tienen lugar sin que nos demos cuenta. Los ciudadanos aceptan exponer su vida privada porque a cambio de desnudarse tiene también acceso a la desnudez de los demás. Es un intercambio perverso que se ve como natural y bueno.

Versión originalTransparenz gessellschaft, MSB Matthes & Seit Verlag, Berlín, 2012. Traducción del alemán al español de Raúl Gabás. De 2013 es la primera edición en español.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s