De cómo fluye el alma. Conversaciones 1994-2009

De cómo fluye el alma

Conversaciones 1994-2009

Vicente Gandía y Frédéric-Yves Jeannet

Ediciones Sin Límite, Conaculta, Secretaría de Cultura, Estado de Morelos

México, 2013

Pp. 220


Un aborde a la vida del pintor Vicente Gandía (1935-2009) a partir de conversaciones con Frédéric-Yves Jeannet realizadas entre 1994 y 1996, y luego entre 2008 y 2009. Gandía vió los textos de 1994-1996 e hizo mínimas correcciones. Su muerte repentina, en marzo de 2009, interrumpió el proceso de revisión.

Yves Jeannet dice “que fueron necesarios muchos encuentros, muchas horas de conversación para acercarse al enigma, adentrarse en los misterios de la creación pictórica, recorrer los caminos del pintor, instalado en México desde hace cuarenta y cuatro años en el momento de emprender este viaje de palabras. Hubo que andar y desandar el camino, volver constantemente a la travesía de los espejos y del tormento, realizada por él desde Valencia, desde la Guerra Civil española, desde la calle de fábricas y la huerta vecina del puerto donde transcurrió su infancia, hasta llegar a su “último jardín”, aquí en Cuernavaca”.

Vicente en las conversaciones habla de su infancia, de la polio, de la relación con sus padres, de la vida feliz rota con la muerte del padre. De las dificultades económicas de la familia y de la emigración, primero él, y después su madre y hermanos a México en busca de una mejor vida. De sus inicios como pintor. De la dificultad de hacerse un lugar en la plástica mexicana donde siempre estuvo al margen de los grupos y capillas. De sus años de psicoanálisis, en la búsqueda permanente, a fondo, de sí mismo y su interioridad. De la relación con Andrea, su esposa, y con Toni y Xihuitl, sus hijos. De la vida en familia.

Habla también de su trabajo de creador, de la búsqueda y encuentro con su propia manera de hacer la pintura. De su forma de enfrentar el lienzo blanco y vacío. De sus influencias. De los pintores que le interesan y dicen algo. De la relación con sus obras y con sus compradores. De la cocina que tanto le gustaba y del cuidado de las plantas y el jardín, que siempre disfrutaba. Del sentido de la vida, de la honestidad con la que se debe enfrentar la vida y las relaciones con los otros. Del dolor, de la degeneración física, de los miedos, de la muerte.   

El texto recoge bien, respeta, la manera en que Vicente hablaba y pensaba. Está ahí como él era. Lo dicho por Vicente deja ver al ser humano, al artista, al lector, al pensador, pero también al compañero y al padre preocupado por sus hijos. Él es antes que un artista una persona que intenta vivir, hace siempre el esfuerzo, en el equilibrio de sus emociones. Las preguntas que le hace Yves Jeannet, que siempre llega preparado a las entrevistas, provocan que Vicente reflexione y articule las respuestas. Hay preguntas que antes no había considerado o no de esa manera y se ve obligado a elaborar, para poder contestar.

A Vicente lo conocí a principio de los años setenta, me lo presentó Jorge Palacios, que era su amigo y ellos dos coincidían en su amistad con el padre José Manuel Gallegos Rocafull (1895-1963), republicano refugiado en México. Yo todavía era jesuita. Platicamos siempre de temas relacionados con nuestra concepción de la vida. Vicente siempre exigía que las cosas que uno decía tuvieran relación con nuestra vida. Las discusiones abstractas no le resultaban interesantes, le parecían evasión. Quería saber lo que uno pensaba y cómo vivía. En los últimos años de su vida me hubiera gustado estar más cerca de él. Lamento no haberlo hecho. Vicente fue desde siempre un hombre generoso.

El libro se ilustra con 22 fotos de distintas épocas de su vida, de la niñez hasta poco antes de su muerte, y se reproducen a color 24 de sus cuadros y grabados. La pintura y los grabados de Vicente me gustan, también lo que hizo de cerámica y joyería. Él diseñó o remodeló las casas en las que vivió con Andrea y sus hijos. La última, la de Cuernavaca, que es un bello espacio que articula elementos de la arquitectura morisca.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s