Celo de Dios

Celo de Dios
Sobre la lucha de los tres monoteísmos
Peter Sloterdijk
Ediciones Siruela
Madrid, 2011


El punto de partida del ensayo refiere a una afirmación que Jacques Derrida hizo en 1993: “la guerra por la ‘apropiación de Jerusalén’ es hoy la guerra mundial. Tiene lugar en todas partes, es el mundo…”. Peter Sloterdijk (Karlsruhe, 1947) critica “esa tesis de una guerra de las escatologías”, pero su reflexión la lleva a tratar de entender, explicar y al mismo tiempo evidenciar lo que llama el “material radiactivo” que llevan consigo los monoteísmos que caracteriza como una “masa maníaco-activista” o “mesiánico-expansionista”.

Se trata de una reflexión compleja y difícil que penetra, siempre desde la mirada particular de éste filósofo, en la estructura y lógica de estos monoteísmos. Se habla del renacer de las religiones y se ve como positivo su sentido ético y motivacional, pero también se les asocia con brotes de fanatismo que complican la convivencia en un mundo cada vez más globalizado. En este contexto se ubica el esfuerzo de pensar-repensar el origen y evolución de las tres grandes religiones monoteístas (judaísmo, cristianismo e islamismo) como “partidos en conflicto” que habrían ido surgiendo sucesivamente el uno del otro, tratando de suprimir a su antecesor. 

Sloterdijk se vale de la sociología, la psicología, la historia, pero sobre todo de la Ciencia General de la Cultura, para proponer su explicación, que asume como polémica. En el devenir de los tres monoteísmos hay un continuo proceso de reacción violenta, primero a formaciones politeístas y después entre ellos mismos. Las revelaciones trascendentes-fundantes inician con el judaísmo, que abre el espacio a la relación con un Dios personal en el marco de una nación elegida; le sigue el cristianismo, que lleva su mensaje a todos y luego viene el islamismo, que  radicaliza la idea de la guerra santa y la exclusión de los otros.

El ensayo deja claro que al Got is tot y al mundo de la confusión propio de la postmodernidad, que genera la crisis de referencias, la tentación-realidad de la búsqueda de una Gran Causa sigue ahí. En ese marco cobra relevancia el acercamiento de Sloterdijk a los tres grandes monoteísmos y a las estrategias que han utilizado para gobernar-guiar a sus fieles. El texto señala cómo estos monoteísmos han generado fanatismo y  exclusión de los otros, pero también deje en claro que muchos de los que hoy combaten en nombre de esas religiones son “por regla general activistas sólo someramente instruidos en quienes la ira, el resentimiento, la ambición y la búsqueda de motivos de indignación anteceden a la fe”. El problema entonces no es teológico sino psiquiátrico.

El ensayo plantea que los diversos esfuerzos racionales que se propusieron, entre otras cosas, superar el “lastre” de la religión terminan por convertirse en una de estas.   Sloterdijk asegura que “la Ilustración que gana en autoconciencia, no sólo no se aparta de los monoteísmos surgidos históricamente, sino que produjo, ella misma, un monoteísmo de nivel superior, en el que algunos artículos de fe universales adquirieron validez dogmática”. El centro ya no es Dios, pero sí un humanismo que se propone producir-reproducir los mimos principios que sostienen los monoteísmos.

Lo que no pudo alcanzar la Ilustración, que se propuso conjurar los efectos del dogmatismo religiosos, tampoco lo logró el comunismo, encarnado en el socialismo real,  al que Sloterdijk califica como “un ateísmo político decidido a todo; que tiene la pretensión de realizar la verdad de los tres monoteísmos pasándola del cielo otra vez a la tierra. Se reúnen en él la fuerza moral de las religiones, la revelación es la revolución y el nuevo profeta no es Moisés, Jesús ni Muhammad sino Marx. El celo es el mismo, aunque ya no por la existencia de un dios único sino por la pretensión de un ser humano potencialmente más alto”.

A partir de su reflexión no me queda claro si Sloterdijk reconoce la posibilidad del diálogo interreligioso, de manera particular entre estos tres monoteísmos, a la manera que lo plantea y promueve Hans Küng, pero también otros pensadores y líderes de diversas religiones. El camino que tienen estas religiones para  superar el “celo” por su Dios es animar el diálogo entre ellas. Solo con el conocimiento y el respeto mutuo se puede poner fin al Dios celoso, que en ninguna de ellas debería tener lugar.

En la lógica de un pensamiento complejo, la historia terrible del celo que ha llevado al fanatismo y al desconocimiento e incluso eliminación del que no piensa igual, no termina, no agota, la posibilidad de la auténtica experiencia religiosa, de la presencia en nuestras vidas de la realidad de lo sagrado, de la vivencia permanente y  asombrada del mundo que nos rodea, de la posibilidad única de la existencia.

Sloterdijk, plantea lo que piensa debe ser camino a seguir en el último párrafo del ensayo: “globalización significa que las culturas se civilizan mutuamente. El Juicio Final desemboca en el trabajo diario. La revelación se convierte en informe sobre el medio ambiente y en protocolo sobre la situación de los derechos humanos. Con ello retomo el leitmotiv de estas reflexiones, que se fundan en el ethos de la Ciencia General de la Cultura. Lo repito como un credo y le deseo fuerza para propagarse con lenguas de fuego: sólo queda abierto el camino civilizatorio”.

El texto, de difícil lectura, pero también apasionante e iluminador, no cierra la discusión, sino que provoca y obliga a pensar el hecho del devenir de los tres monoteísmos. El ensayo, ejercicio de pensamiento complejo que rechaza y si distancia del simplismo del pensamiento único, está lleno de sugestivos análisis, de ángulos de mirada distintos y de propuestas estimulantes.

***
Versión original: Gottes Eifer. Vom Kamd der Monotheismen, Verlag der Weltreligionen im Insel Verlag, Frankfurt am Main, Leipzig, 2007. Traducción del alemán de Isidoro Reguera.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s