Suite francesa

Suite francesa 

Irène Némirovsky

Ediciones Salamandra

Barcelona, 2011

Pp. 475


El manuscrito, redactado en 1941-1942, se encontró en 2004. La edición se convierte en un fenómeno editorial a nivel mundial. Se traduce en más de treinta lenguas y obtiene numerosos premios. Al inicio se venden más de un millón de ejemplares. Su autora, judía convertida al cristanismo, es asesinada en Auschwitz, en agosto de 1942. En noviembre su esposo Michel Epstein es también asesinado en el mismo campo. Se salvan sus dos hijas. Ellas conservan la maleta que les deja su padre donde está el manuscrito.

La autora en Tempestad de Junio, la primera parte, ofrece un retrato de las clases medias parisinas que huyen de la ciudad ante la inminencia del bombardeo y la toma de París por el Ejército alemán en la II Guerra Mundial. Se narra el éxodo desesperado al abandonar la ciudad. Los trenes ya no funcionan, la gasolina se termina y en muchos casos solo queda caminar. La masa que se mueve en busca de su salvación se hacina en los pueblos a los que llegan. La comida se termina. Cada quien ve cómo se las arregla.

Es el tránsito forzado de las comodidades de la ciudad al sufrimiento propio de la guerra. Los que huyen, también los habitantes de las pequeñas poblaciones, no terminan de aceptar que sus soldados puedan ser derrotados por los alemanes. Los franceses triunfaron sobre éstos en la I Guerra Mundial. En la medida que pasan los días se tienen que hacer a la idea de la derrota. Su orgullo nacional está herido y desconfían de ellos mismos.

Las historias familiares se entretejen y afloran todo tipo de sentimientos. Está presente la solidaridad, pero también el egoismo. El heroísmo y también la cobardía. El desprendimiento, pero tambien la husura. La autora penetra en la profundidad del alma del ser humano con sus luces y sombras. Éstas se amplifican en una situación límite como la guerra. Las seguridades cotidianas se vienen a tierra y hay que apegarse a lo esencial, la vida. Se hace realidad elprimum vivere. En estas condiciones aflora lo mejor de la gente, pero también lo peor.

En Dolce, la segunda parte, se da cuenta de la derrota y el armisticio. París no ha sido bombardeada e inicia el camino de regreso. Cada quien lo hace como puede. Los habitantes de la ciudad y de los pueblos deben aceptar la presencia del vencedor. Él ocupa el territorio y se queda a vivir en los pueblos. Con él hay que convivir. La autora da cuenta de cómo los habitantes de los pueblos ven llegar al invasor. La ocupación es una realidad. Se es testigo de la forma en que los alemanes vencedores y los franceses derrotados se relacionan en la vida de todos las días. El reconocimiento de que son personas como ellos y que también sufren. Las relaciones personales y el interés mutuo más allá de la rivalidad y de la guerra.

La autora hace descripciones detalladas y precisas de las personas y de su entorno. Sabemos cómo son, cómo visten, cómo viven y cómo se relacionan entre sí. Sabemos cómo piensan y somos partícipes de sus miserias y grandezas. Entendemos el sentimiento de la derrota, que viven como afrenta a su honor. Está presente el recuerdo de los muertos y de sus familiares presos. Del marido, del padre y del hijo ausente. Somos también testigos del esfuerzo cotidiano para hacer frente a la vida de todos los días. Con o sin invasión hay que vivir: Primum vivere.

El libro tiene dos apéndices. El primero son 19 páginas de notas de Irène sobre su proyecto Suite francesa. El segundo es la correspondencia de 1935 a 1945 de ella con sus editores, de Michel también con éstos para solicitar su apoyo después del arresto de Irène. La correspondencia entre Julie Dumont, que se hace cargo de las niñas, y los editores que colaboran con ella, para apoyar la manutención de las menores en la guerra y una vez terminada.

Irène Némirovsky (Kiev, 1903-1942) al momento de su detención es una escritora conocida que goza del éxito. Nace en el seno de una familia judía de banqueros rusos. Su madre nunca la aceptó. Estuvo siempre al cuidado de su institutriz que hablaba francés. Le tocó vivir en medio de grandes lujos. La familia acostumbraba vacacionar en Biarritz o la Costa Azul. No fue educada en el judaísmo. Hablaba fluidamente siete idiomas y entendía el yidis. La Revolución bolchevique obliga a su padre y la familia dejar Rusia. Van primero a Finlandia y después a Francia. Su padre en París asume la dirección de la sucursal de su banco y rehace la fortuna perdida.

Irène se matricula en la Sorbone y obtiene la licenciatura en letras. Empieza a publicar cuentos en revistas y periódicos. En 1926 se casa con Michel Epstein, también ruso, ingeniero en física, que trabaja como apoderado de un banco en París. En 1939, en el marco de la guerra y la agresión contra los judíos, toma la decisión de covertirse al cristianismo junto con sus hijas. Las bautiza un príncipe-obispo rumano, amigo de la familia. A sus dos hijas, Denise y Elisabeth, las llevan al pueblo de su niñera. Ahí se quedan con la madre de ésta.

En 1940, se publica en Francia la ley “sobre los ciudadanos extranjeros de raza judía”. Michel pierde su trabajo y a Irène sus editores ya no la pueden publicar. La partida de bautismo no les sirve. Se trasladan a Issy-l´Évêque donde viven las hijas. Aquí emprende la redacción de Suite francesa que no logra terminar. En julio de 1942 la detiene la policia francesa colaboracionista de los alemanes, para ser recluida en Birkenau y luego asesinada en Auschwitz. En noviembre es arrestado Michel y asesinado un día después de su llegada en el mismo campo de concentración.

Las hijas de Irène y Michel al terminar la guerra buscan el apoyo de la abuela, pero ésta no las recibe. Les dice que se vayan a un orfanato. La maleta donde está el manuscrito y los recuerdos de familia acompaña a las niñas en sus desplazamientos durante la guerra y cuando termina. Denise y Elisabeth deciden, después de muchos años, entregar el manuscrito para su conservación y publicación. Denise lo transcribe. Ella descubre, entonces, que no se trataban de notas o de un diario íntimo sino de un texto que versaba sobre la realidad francesa.

Versión original: Suite Française, Éditions Denoël, París, 2004. La traducción del francés al español es de José Antonio Soriano Moro. La primera edición en español es de 2005.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s