La humillación

La humillación

Philip Roth

DEBOLS!LLO

México, 2013

Pp. 155


Simón Axler es un reconocido actor de teatro en Estados Unidos. Desde muy jóven destaca en su profesión y después de una larga carrera de éxitos, al llegar a la década de los sesenta años, de pronto se “paraliza” y pierde su capacidad actoral. Intenta vencer su estado y prueba en dos o tres ocasiones, pero sus salidas a escena termina en un sonado fracaso.

Pierde la seguridad en si mismo y se refugia en su casa. Se interna en una clínica, para ver si puede resolver su problema, pero después de un mes vuelve a su hogar. De manera insesperada Pegeen, hija de Asa y Carol sus compañeros de teatro en la juventud, aparece en su vida. Ella desde los 23 años es lesbiana, pero se propone llevar con Simon otra vida.

Cambia su estilo, se corta el pelo y compra nueva ropa. Aparece ahora como una mujer elegante y de gran personalidad. Sus padres se sorprenden. Simón da todo lo que quiere a Pegeen. La relación camina y él termina por enemorarse de ella. De pronto resurge el interés por la vida. Quiere tener un hijo e inicia consultas, para saber cómo su edad puede afectar el embarazo. Ella en ese momento, sin que él lo espere, le anuncia que quiere terminar la relación. Simón, de manera teatral, actúa su último papel y se suicida.

Roth en esta novela penetra en el problema de la pérdida de la capacidad de creación y el proceso de la decadencia de la actividad creativa. En la figura de este actor se hace presente la realidad del fin del ciclo de la vida de toda persona. Algunos críticos han leído la novela en clave autobiográfica. Es el escritor que reflexiona, a partir de lo que ocurre al actor, del fin de su carrera.

El texto también se adentra en la posibilidad de renacer o de tener una segunda oportunidad, para rehacer la vida después de que un ciclo ha terminado. En un primer momento todo conduce a que es posible. Simón, al enamorarse de Pegeen, puede volver a comenzar. Encuentra una nueva energía y ánimo para vivir. Se hace de nuevos proyectos, pero de pronto la realidad se impone. Todo era ilusión. No hay una segunda oportunidad.

Roth, tiene una prosa ágil, que siempre fluye, que resulta atractiva y eficaz. La novela se lee con facilidad. En el estilo de este autor estadounidense me impresiona el dominio de la escritura, que siempre permite una lectura fácil y agradable, pero sin renunciar al tratamiento de temas complejos y profundos. Sus  textos nunca son banales.

———————————————

Versión original: The Humbling, 2009. La traducción del inglés al español es de Jordi Fibla Feito. La primera edición española es de 2011.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s