Nada

Nada

Janne Teller

Editorial Seix Barral

México, 2011

Pp. 158


Agnes narra la histora. Está en clase de séptimo, integrada por alumnos de 13 y 14 años. Un día Pierre Anthon se levanta en el salón y dice: “Nada importa. Hace mucho que lo sé. Así que no merece la pena hacer nada. Eso acabo de descubrirlo”.Después de esto deja la escuela y todos los días se sube a un ciruelo desde el que arenga a sus compañeros.  

Éstos se desconciertan y perturban, porque no saben qué responder a la provocación argumentada de su amigo. El grupo se reúne en una serrería abandonada. La pregunta es qué y cómo deben responder a Pierre, para que cambie de opinión y baje del ciruelo. Después de discutir diversas posibilidades deciden que van a demostrar a Pierre que la vida sí tiene sentido y significado.

La forma que encuentran es que cada uno de ellos entregue el objeto que más le signifique y por lo mismo más le duela perder. Así, en la serrería van acumulando una pila de objetos con significado, para que después los vea Pierre y cambie de idea. En la medida que pasan los días el “precio” de los objetos significativos se hace cada vez más alto.

Un día los papás descubren lo que hacen su hijo y hay un gran escándalo. Interviene la policía. La pirámide de objetos con significado se convierte en noticia nacional e internacional. Un museo de Estados Unidos compra esta “obra de arte”, por una gran cantidad. El día antes de que la gente del museo venga por los objetos la serrería se incendia. En ella Pierre muere calcinado.

La autora, la danesa Janne Teller (1964), cuenta al final del texto, en Nota de la autora, que una editorial le pidió escribiera una novela para adolescentes. Al principio se negó, pero de inmediato aceptó. “Mientras, dice, escribía Nada pasé de nuevo a tener catorce años. Pero después me di cuenta de que eso no hacía el libro necesariamente más ingenuo, como había sido mi temor. Solo tuve que liberarme de todo el equipaje que llevamos como adultos: todas nuestras ideas preconcebidas sobre cómo se supone que tienen que ser las cosas, las decisiones con las que respondemos a (o ponemos de lado) todas las preguntas sin respuesta de la vida”.

Y continúa, “la gente joven todavía está abierta a las grandes preguntas. Tienen que buscar un sentido a sus vidas como base a las decisiones que van a tomar cuando opten por un camino u otro en la vida. El volver a tener mentalmente catorce años me ha permitido observar los inmensos interrogantes de nuestra existencia con ojos abiertos como los de los jóvenes”. Ella considera esta obra como un cuento. En un principio la editorial se negó a publicarlo. El libro ha sido prohibido en escuelas de Dinamarca y Noruega.

La autora es consciente de que el tono de Nada es oscuro y asume que “sí, tiene momentos duros. Sí, cuestiona mucho de lo que normalmente damos por sentado. Sin embargo, para mí siempre ha sido un cuento de esperanza y de luz. Una luz que quizá nunca pueda alcanzar a los niños del libro, que cometen actos tan horribles, pero una luz que está ahí para el resto de nosotros. Afortunadamente, algunos lectores eso siempre lo han visto, y Nada ha tenido fuertes apoyos a lo largo del camino, a los que siempre estaré agradecida. Sin ellos, este libro seguramente no habría llegado nunca tus manos”.

La obra gira en torno a dos aspectos centrales y opuestos: el sin sentido de la vida y la nada, y el significado y sentido de la vida. En el desarrollo de la narración somos testigos, entre otras cosas, del miedo a lo desconocido, de la inseguridad de no saber lo que sigue, de la angustia cuando se cuestionan las bases que se han asumido como correctas, del poder del colectivo sobre la voluntad individual, del fanatismo, de la locura a la que se puede llegar en defensa de lo que se cree y de la crueldad y violencia de la que es capaz el ser humano.

El libro ha tenido gran acogida en Alemania donde la sección cultural del Spiegel dijo: “La provocación de la novela reside en su pregunta existencial: ¿cuál es el sentido de la vida? Y Teller consigue ir más allá, ya que también explica lo que no tiene sentido: dinero y fama. Nada lleva a los lectores a un extraordinario viaje por la mente. ¿Qué más puede dar la literatura?” YDeutschlandradio Kultur afirma “no es una novela realista, sino una fascinante párabola piscológica sobre el valor y la cobardía, sobre la atracción y fascinación de la crueldad, sobre la fuerza de seducción de las ideologías y la búsqueda de sentido de la vida. Nada conmueve por el hecho de que lo que narra no es probable pero sí imaginable, y sucede de manera irrefrenable como un drama antiguo”.

Versión originalIntet, 2000. Traducción del danés al español de Carmen Freixenet. Primera versión en español es de 2011.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s