San Juan de la Cruz, enamorado de Dios

San Juan de la Cruz, enamorado de Dios
Élisabeth Reynaud
Editorial Atlántida
Barcelona, 2001


El texto se inscribe dentro de la hagiografía, que el diccionario de la Real Academia define como “historia de las vidas de los santos” y también como “biografía excesivamente elogiosa”. Para el caso de esta obra valen las dos. Es un aborde biográfico a la figura de san Juan de la Cruz (Fontiveros, 1542 – Úbeda, 1591) donde se elogia la figura y la vida del santo. A pesar de esto, el texto es interesante y ofrece valiosa información del personaje y de su entorno.

La autora, de origen francés, es novelista, ensayista y guionista. Es una especialista en la historia del Siglo de Oro español. Ha escrito también Teresa de Ávila o el placer divino. Publicado en español por la misma editorial. En el prólogo plantea que “Dios, para Juan, no está lejos. Está en nosotros. Es nosotros. Siempre que le concedamos el vacío suficiente para que llene, con su inmensidad, el espacio liberado de nuestra vida interior”.

Y recuerda que Paul Valéry decía acerca de la obra de san Juan que “allí se encuentran los testimonios de una conciencia de sí y de un poder de descripción de las cosas no sensibles de los que la literatura ofrece pocos ejemplos. La melodía sagrada está acompañada por un sabio contrapunto que teje alrededor del canto todo un sistema de disciplina interior. El pensamiento puro tiene su poesía”. Y ella añade que “cuando el poeta, habiendo entregado hasta su último aliento de vida para alcanzar la verdad más elevada, desaparece, se ausenta detrás de lo más puro de si mismo: su visión. Si ella atravesó sin daño los accidentes del pensamiento y del tiempo, entonces es digna de llegar hasta nosotros”.

El texto reconstruye la vida del santo, de su nacimiento a su muerte, en el marco de la España del siglo XVI, la del Siglo de Oro, bajo el gobierno de Carlos V y su hijo Felipe II. Está bien documentado el esfuerzo de la reforma del Carmelo, tanto femenil como varonil, que inicia santa Teresa de Jesús (Ávila, 1515 – Alba de Tormes, 1582). Se describe las tensiones entre los carmelitas calzados y descalzos, a los que pertenece san Juan, y la contribución de éste a la reforma. De los cargos y responsabilidades que se le asignan. De las fundaciones de la rama femenil y varonil en las que participa.

Ofrece datos, para entender el ambiente “místico” y de exaltación religiosa en el que vive una parte de la sociedad española en la segunda mitad del siglo XVI. Se extiende en la experiencia de san Juan como confesor y guía espiritual a lo largo de su vida. Lo hace con sus hermanos, pero sobre todo con las religiosas carmelitas y con mujeres laicas a las que frecuenta. Él mismo algún tiempo es guía de santa Teresa, que es de mayor edad que él.

La autora se adentra, ofrece mucha información, sobre el proceso místico de san Juan. Hace también referencia al de santa Teresa. Relaciona esta experiencia con la producción poética de dos de los grandes autores de la poesía española del Siglo de Oro. En algunos de los capítulos transcribe, parte de algunas de sus poesías y escritos y ofrece elementos, para entender el tiempo y la circunstancia en las que fueron redactados.

Datos que me llaman la atención y no los tenía registrados son: el tiempo que san Juan es alumno de los jesuitas; la importancia que tuvieron para él, los Ejercicios Espirituales de san Ignacio de Loyola; el haberse ofrecido, para venir a la Nueva España y el encarcelamiento de diez meses por sus propios hermanos, cuando todavía no se dividen las provincias de los carmelitas descalzos y calzados. Para él esa experiencia es fundamental.

El texto está bien escrito y la traducción es buena. Se lee con facilidad y también interés. A pesar de que es una obra elogiosa de la vida del santo, la autora narra hechos y no abusa de los adjetivos. Es una redacción directa, que ofrece mucha información. Es un texto informado de la época, de las y los carmelitas, de la vida de san Juan, de la mística religiosa y de la literatura mística. Es una buena introducción a la lectura de san Juan y a una biografía más académica.

Versión original: Jean de la Croix, fou de dieu, Editions Grasset & Fasquelle, 1999. Traducción del francés al español de Florencia Fernández Feijóo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s