La sociedad multiétnica

La sociedad multiétnica

Pluralismo, multiculturalismo y extranjeros
Giovanni Sartori
Editorial Taurus
México, 2012
pp. 213


La realidad de la migración, fenómeno creciente y complejo, hacia en las más importantes economías de Occidente (Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, Estados Unidos…) da pié a Sartori, para hacer una reflexión, poco convencional y polémica, en torno a la pluralidad y el multiculturalismo.

En el texto hace una defensa de la sociedad abierta y el pluralismo, en el marco de un pensamiento liberal, y una crítica aguda e incisiva al multiculturalismo. Su planteamiento está lejos del discurso de lo políticamente correcto y asume una posición clara y sin rodeos.

Su tesis central es que el “pluralismo está obligado a respetar una multiplicidad cultural con la que se encuentra. Pero no está obligado a fabricarla. Y en la medida en que el multiculturalismo actual separa, es agresivo e intolerante, en esa misma medida el multiculturalismo en cuestión es la negación misma del pluralismo”.

El mundo globalizado hay cada vez más una intensa migración desde los países pobres a las sociedades más ricas y desarrolladas. Los migrantes, de distintas razas y culturas, provocan, no puede ser de otra, una nueva realidad cultural que deriva en el multiculturalismo o en el interculturalismo, que no son lo mismo.

Para Sartori, que en el texto se mueve entre la sociología cultural y la filosofía política, plantea que no existe problema cuando los migrantes sostienen la postura de un “reconocimiento recíproco” que implica que el país receptor, en el marco de sus leyes, reconoce los derechos de los migrantes y estos, a cambio, reconocen los derechos, costumbres y valores del país de acogida. Así, las diferencias se pueden resolver en el marco de la pluralidad.

Él se opone, por lo mismo, a la “ciudadanía diferenciada” que implica que al interior de una misma sociedad subsisten culturas distintas que son incluso antagónicas. Entiende que el multiculturalismo rechaza la integración de los distintos grupos que conviven en el espacio del Estado-Nación y exige, para cada uno de ellos, un tratamiento especial. En ese momento, para él, se pierde la posibilidad de la construcción del Estado-Nación y deviene el debilitamiento del mismo y finalmente su  fragmentación.

El multiculturalismo, entonces, resulta una clara amenaza a la democracia liberal. El pluralismo, en cambio, reconoce las diferencias y las respeta en el marco de la construcción compartida de un proyecto conjunto de Estado-Nación, que es patrimonio de todos los grupos. Hay unidad y diferencia, pero no sólo la visión unilateral que plantea el multiculturalismo, en la versión de Sartori.

En su análisis los migrantes que resulta más difícil de integrar, que son los que tienden a la lógica del multiculturalismo, son quienes proceden de los países islámicos que han vivido en el marco de una cultura teocrática que no distingue la separación  entre la iglesia y el Estado. Son hijos de una cultura integrista que obedecen orientaciones y mandatos.

No es posible, plantea Sartori, que en ese marco cultural se sigan practicando, por ejemplo, la poligamia o la ablación del clítoris, en los países de acogida de los migrantes porque es parte de su cultura y exigen, en el marco de multiculturalismo, que se les respete aunque vayan en contra de los valores de la sociedad en la que ahora viven.

Sartori argumenta sólidamente sus planteamientos y se pregunta, siempre desde la defensa del pluralismo, ¿Hasta cuándo una sociedad debe de respetar la cultura y costumbres de los inmigrantes sin importar cuáles sean? ¿Todas las culturas merecen el mismo respeto sin importar lo que hagan? ¿Quién determina qué sí y qué no? El texto, en todo caso, es  polémico y muy claro en su posición.

Versión original: Pluralismo, multiculturalismo y estranei, 2001.La traducción del italiano al español es de Miguel Ángel Ruiz de Azúa.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s