La solución: la legalización de las drogas

La solución: la legalización de las drogas
Araceli Manjón-Cabeza Olmeda
Editorial Debate
México, 2012
pp. 318

El título de los capítulos del libro de una buena idea de la temática que se aborda: 1) Historia de la prohibición. 2) El “problema de las drogas” en el actual marco prohibicionista: El consumo. 3) Naciones Unidas dirige la prohibición y algunos estragos que provoca. 4) México, o cómo la guerra contra las drogas mata más que la guerra. 5) ¿Qué ocurre en Estados Unidos? 6) Balance de un siglo de prohibición. La legalización como opción.

La autora, profesora de Derecho Penal en la Universidad Complutense de Madrid, que fue directora del Gabinete Nacional sobre Drogas en España, ofrece un diagnóstico convincente del fracaso de la política prohibicionista y punitiva, liderada por Naciones Unidas, y argumenta, con sólida información, sobre las ventajas que tendría la legalización de las drogas.

Inicia su análisis señalando que hubo un tiempo, no lejano, en el que la producción, el suministro y el consumo de las drogas no estaban prohibidos. En ese tiempo muchas medicinas contenían drogas y su venta era legal en las farmacias. Eso sucedía sin que la salud pública de la población se viese afectada y sin que las autoridades de salud tuvieran reacciones negativas.

A finales del siglo XIX Estados Unidos, más claramente a partir de 1969, inicia la cruzada contra las drogas con tintes moralizantes, racistas, económicos y políticos. Esa política termina por imponerla en todo el mundo. La autora afirma que la prohibición ha generado el negocio más lucrativo de todos los tiempos para el crimen organizado, que se ha visto acompañado de la violencia y la corrupción de las autoridades.

La “guerra” impuesta por Estados Unidos a los países productores se libra fuera de sus fronteras. El más importante consumidor de todas las drogas ilegales del mundo “exporta” su problema de manera irresponsable a los demás. Intencionalmente solo ve el problema desde la lógica de la producción y no del consumo. La autora sostiene, ante el actual panorama, que la única solución viable es legalizar la producción, distribución y el consumo de las drogas, para poder empezar a controlarlas.

El libro ofrece información relevante, para ubicar el problema de la prohibición y combate de las drogas desde una perspectiva histórica, sociológica, económica y política. Hay una crítica objetiva y bien fundada a la estrategia prohibicionista y punitiva que documenta con datos de lo que ha sucedido en diversos países, entre ellos México, donde la supuesta solución no ha resuelto el problema y sí lo ha hecho más grave.

El libro se lee con mucha facilidad. Las notas, al final del texto, aportan buena información adicional. La autora, para el caso de México, cita artículos de Jorge G. Castañeda y míos y también el libro que hicimos juntos, El Narco: la guerra fallida (Punto de Lectura, 2009).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s